Restaurante Melasnosporum (Hotel La trufa negra, Mora de Rubielos)

por Maria
Cocina de mercado Restaurantes Precio sin vino 40-50 Teruel Mora de Rubielos

El 20 de agosto fui a comer con mi marido y mi hijo a este restaurante. El nombre he averiguado después que es el nombre científico de la trufa negra. Se encuentra en la Avenida Ibáñez Martín, 8-10 de Mora de Rubielos, teléfono 978 80 71 44.

Es un restaurante muy agradable, mesas muy amplias, muy bien vestidas, con cristalería adecuada aunque mejorable. La atención es muy correcta, sin esperas, y se nota que cada empleado se encarga de un aspecto distinto del servicio (tomar nota, servir los platos, servir el vino, recoger,...) Platos muy bien presentados y con raciones más que suficientes.Lo único es que nos tocó pedir el vino dos veces, primero estabamos con una cerveza y se nos terminó y el vino  no llegó hasta que lo reclamamos.

Un detalle que nos gustó mucho es que tienen menú infantil, este día consistia en pasta al gusto y la ración era bastante abundante para un niño. Mi hijo de 3 años solo pudo con algo menos de la mitad del plato. A los más mayores se les ofertaba incluso un segundo plato.


img_0076

img_0077

img_0081

img_0082

img_0079

img_0083_0

img_0086_0

img_0088_0

img_0084_0

img_0089_0

img_0090_0

img_0092_0

img_0093_0

img_0094_0

Mientras esperábamos nos sirvieron un gazpacho de cereza. Suave, con un toque a vinagre justo que equilibraba muy bien con el dulzor de las cerezas. Me sorprendió, quizá más porque el día anterior probé  en otro sitio uno de sandía y no me gustó nada.

Como panes nos ofrecieron dos variedades, pan blanco tipo pueblo, que estaba muy bueno, y pan de nueces, también muy bueno. Ambos muy crujientes y de sabor agradable.

De entradas pedimos una selección de quesos artesanos de Teruel que consistía en Patamulo, curado de Albarracín, otro que no recuerdo el nombre y Torta del Casar. Este último no cuadra mucho ya que es un queso extremeño, pero como de todas formas nos gusta mucho lo pedimos igual. Venia con unas gotas de una especie de mermelada transparente que sabía a pétalos de rosa, muy fresca y sorprendente en boca. Además combinaba muy bien con el queso y limpiaba muy bien la boca. Me encantó.

La segunda entrada fue una Ensalada templada de bogavante con asadillo, almendras tiernas y aceite de naranja. Estaba buena, pero para nuestro gusto, en la mezcla de hojas verdes predominaba mucho la escarola que es amarga y con el ácido del aceite de naranja, no dejaban notar otros sabores de la ensalada. El bogavante muy tierno y en su punto y el aceite de naranja estaba bueno.

De platos pedimos lomo de atún rojo encebollado con trigueros y jugo de asado. Muy bueno, en su punto de cocción a pesar de ser una pieza de gran grosor y con una buena ración de cebolla. Y un bacalao confitado con crema de setas. Estupendo. Un bacalao fresco muy suave y una salsa de setas con base de nata que combinaba muy bien sin ser nada pesada, como suele pasar con algunas de las salsas de nata.

Los postres fueron un tatín de manzana con helado de trenza mudejar y aire de miel. Muy suave y sabroso. Y una selección de postres que consistía en: Tarta de requesón casera con mermelada de tomate y fruta de la pasión, canelón de piña caramelizada relleno de mascarpone con jugo de cerezas, helado artesano de limón y un saquito (creo que de pastra brick) de chocolate, muy buenos todos. A mi, que no me entusiasman las tartas de queso, ésta me encantó.

Para beber tomamos cerveza ambar 1900 (la especial de la zona) y de vino una botella de 50 c l de Nodus, reserva de familia 2003. Muy bueno, suave y con un color rojo cereza muy bonito.

Excelente relación calidad-precio, ya que salimos a unos 50 € por persona más o menos y la comida fue estupenda. Un sitio para volver, ya que tienen sugerencias muy apetecibles en la carta.

Ficha de restaurante
Dirección Av. Ibáñez Martín, 10, 44400 Mora de Rubielos, Teruel
Teléfono +34978807144
Página web http://latrufanegra.com/es/restauracion/restaurante

Dejar un comentario