Restaurante Portal del Carmen (Rubielos de Mora)

por Maria
Cocina de mercado Restaurantes Precio sin vino 50-60 Teruel Rubielos de Mora

El pasado 18 de Agosto fuimos al restaurante Portal del Carmen; Calle Glorieta, 2  en Rubielos de Mora. Teléfono 978 804 153. El restaurante está ubicado en un antiguo convento de las Carmelitas Descalzas del siglo XVII, por lo que el local es precioso. Como hacía buen tiempo, nos pusieron en una mesa en el claustro del convento, bajo la arcada. En la foto podéis observar la maravillosa vista que teníamos desde nuestra mesa.

Las mesas son amplias, pero la vestimenta, vajilla y cristalería creo que deberían mejorar bastante, al igual que las sillas, no corresponden al entorno y la calidad de su comida. El servicio algo despistado, tuvimos que pedir algunas cosas un par de veces hasta que nos las trajeron, sobre todo las bebidas. La sucesión de platos fue correcta, salvo el postre, que como ya se había llenado el local, nos tomaron nota algo tarde y entonces se demoró.


img_0054

img_0053

img_0016

img_0017

img_0018

img_0019_0

img_0020_0

img_0021_0

img_0022_0

img_0025_0

img_0027

img_0028_0

img_0030_0

img_0032_0

img_0036

La comida que disfrutamos fue la siguiente. Mientras esperábamos, nos sirvieron unas aceitunas manzanilla y unas rodajas de salchichón con rosquillas. El salchichón estaba un poco rancio.

De entrantes al centro pedimos de primero un ajoblanco de almendras con manzana verde. El ajoblanco estaba muy suave, con  un marcado sabor a almendra y al mezclarlo con los tacos de manzana verde le daban un equilibrio y frescura al plato muy bueno. Nos gustó bastante.

La segunda entrada consistió en una mousse de  bonito con pimientos del piquillo. También muy bueno. La mousse estaba muy suave. Destacaba el sabor de los pimientos del piquillo, pero como nos gustan mucho no fue un problema.

Pedimos también un plato de jamón D.O.Teruel, ya que íbamos con un niño. Muy bueno, cortado a mano.

El pan era típico de pueblo, del que nos ponían un trozo, ni siquiera rebanada de lo grande que era. Lo que nos sorprendió al probarlo es que era pan de aceite de oliva, y estaba buenísimo, no dejamos ni una miga.

De platos principales nos sirvieron unas manitas de cerdo al estilo "portal". Iban en salsa de su propia cocción y con una capa de almendra molida cubriendolas. No estaban mal.

El otro segundo consistió en un solomillo de cerdo ibérico relleno de foie y jamón D.O.Teruel. No estaba mal, pero el foie resulto ser micuit, y el jamón un poco escaso lo que hacía que apenas se notara su sabor.Se presentaban con una salsa, creo que de setas, que daba jugosidad al plato. La guarnición se componía de unas patatas fritas sin misterio, brócoli cocido y  un tomate gratinado con bechamel.

Para beber pedimos el vino recomendado de la semana. Era una botella de "Auzau"  Roble 2004. 100% Tempranillo. D.O. Ribera del Duero. No nos gustó. Estaba ya algo decaído, siendo un vino joven, nos lo sirvieron 6 años después de su elaboración, con lo cual quedaba fuerte al paladar, con mucho poso y aroma fuerte. No resultaba muy agradable de beber.

Los postres eran un profit de nueces semifrío con chocolate caliente. Resultó ser helado en lugar de semifrío, pero estaba bueno. Y una tarta tres chocolates, no estaba mal, suave y con un bizcocho de chocolate muy suave que ayudaba a armonizar el postre. Junto con los postres, un comensal se pidió una copa de vino dulce Moscatel. No nos dijeron que vino era, pero no estaba muy dulce, la verdad.

Los cafés, un poco pobres de sabor.

La relación calidad-precio correcta, alrededor de 60 € por persona salió la comida relatada.

La valoración final de la comida es correcta, pero con algunos altibajos que se deberían revisar.

Dejar un comentario