Bodega Venta d'Aubert

por paco
vino Bodegas vino tinto vino blanco Bajo Aragón turismo
Visita realizada a la Bodega Venta d'Aubert, el día 8 de noviembre de 2008. Próxima a la población de Cretas, en la comarca del Bajo Aragón (Teruel), se encuentra esta pequeña bodega Venta d'Aubert, que elabora unos vinos de calidad. Poco conocidos, debido a su limitada distribución, consecuencia de una elaboración artesanal y muy reducida, y que además se exporta mucho a toda Europa, el 70%, ya que al tratarse de vinos de cultivo y elaboración ecológica tienen mucha aceptación fuera de nuestro país. la entrada de la bodega La placa de la puerta las cepas espaldera depósitos de acero vista de los depósitos depósitos de madera pasillo de barricas sala de barricas preparados para salir Viognier Venta d\'Aubert blanco Ventus Venta d\'Aubert tinto Dionus monovarietal de merlot toda la gama imagen bucólica de la bodega El entorno de la bodega es muy bucólico, era originalmente una posta de las que permanecían abiertas las 24 horas, a diferencia de las que había próximas a ella, por eso se cree que el nombre viene de la degeneración de "venta oberta" (venta abierta). Las cepas están plantadas muy cerca de la bodega, en los campos que la circundan, por lo que el trasiego de las uvas desde el campo hasta la bodega es mínimo. Las variedades que se cultivan son garnacha tinta, monastrell, cabernet sauvignon, cabernet franc, syrah y merlot, en tintas y garnacha blanca, chardonay y viogníer en blancas. Stefan Dorst, enólogo de la finca, muy amablemente nos acompaño en la visita explicando todas las características tanto del campo como de las instalaciones de la bodega y la elaboración de los vinos. Al finalizar nos improvisó una cata de todos los vinos que actualmente están elaborando. Se nos hizo especial hincapié en la elaboración de los monovarietales, ya que estos solo se producen cuando la materia prima obtenida es excepcional, por eso son la estrella de la bodega. Solamente han elaborado un syrah en el 2001, un merlot en el 2002 y un cabernet sauvignon en el 2004. Yo quiero destacar el blanco, elaborado con chardonay, garnacha blanca y viogníer, fermentado en barrica con sus lías y con el empleo del agitado o removido de lias (batonage). Es un vino de una hechura excelente, con una evolución en la copa muy compleja. Hay que dejarlo que se vaya expresando, dejarlo reposar, robándole pequeños sorbos, pues para eso lo ponemos en la copa, pero con paciencia, para poder disfrutar de los matices de sus aromas. El monovarietal de viogníer es un vino joven, fresco y muy aromático. Bien elaborado y que se bebe con placer. De los tintos destaca el Díonus, vino elaborado a partir de cabernet sauvignon, con el acompañamiento de merlot, syrah y garnacha tinta. Con crianza durante dos años y medio en barrica de roble francés, en su mayoría. Es un vino muy complejo de aromas, intenso y potente en boca. Carnoso y con mucha persistencia. Un gran vino. Los otros tintos son el Venta d'Aubert, elaborado con garnacha tinta, mezclada con syrah y cabernet sauvignon. Crianza de dos años en barrica, de las que un diez por ciento son nuevas. El tercer tinto de coupage es el Ventus, elaborado con garnacha tinta, cabernet y merlot, con crianza en barricas de roble usadas en los vinos de años anteriores. Son vinos todos ellos, a excepción del joven blanco a partir de viogníer, para guardar, tienen una larga vida en buenas condiciones de guarda. Salen de la bodega con mucha fuerza y pueden durar en buenas condiciones de cinco a diez años sin problemas, guardados en un lugar sin luz, fresco y temperatura y humedad controladas, sin oscilaciones. Es decir una bodega o una cava eléctrica.

Dejar un comentario