Cata de cavas Raventós i Blanc

por paco
Cata vino Cava
Cata de cavas realizada en las sala de Bodegas Santander en la calle Alzira 15 (Beal's). En esta ocasión hemos catado los top de Raventós i Blanc. Bodega familiar que desde hace bastantes generaciones se ha dedicado al cultivo de la vid, que estuvo ligada a Codorniu y que desde hace unos años ha iniciado su andadura en solitario, creando su propia bodega de elaboración de cavas y vinos tranquilos. Para esta cata se nos han presentado los tres cavas de más alta gama de la bodega, "Gran reserva de la finca", "Elisabet" y "Manuel Raventós". Tengo que advertir que en la web no está actualizada la información, ya que se nos informó que cada año se elaboran los cavas de la manera más idónea, según el resultado de la cosecha. Sobre todo en el caso del de más alta gama, que es una elaboración personalizada cada año. los-tres-tenores.jpg los-tres-cavas.jpg gran-reserva-de-la-finca.jpg elisabet.jpg manuel-raventos.jpg la-joya-de-la-familia.jpg gran-reserva.jpg etiqueta-negra.jpg Tres cavas calificados como gran reserva, ya que , según la denominación de origen cava, las clasificaciones del cava son, hasta 9 meses de crianza mínimo, cava joven, hasta 15 meses de crianza, se considera reserva y a partir de 30 meses de crianza ya son gran reserva. Estos llevan una etiqueta negra encima de la cápusla, que indica la calificación de gran reserva, otorgada y controlada por la D.O. Cava. En nuestro caso el "Gran reserva de la finca" tiene una crianza de cuatro años, el "Elisabet" tiene una crianza de cinco años y el "Manuel Raventós" tiene siete años de crianza. El cava mas joven de esta finca que se denomina L'Hereu, que será más conocido por todos, por lo menos a mí es el que me resultaba mas familiar, tiene una crianza de dieciocho meses. Es decir, el cava más joven de esta bodega es un reserva. El Gran reserva de la finca, cosecha 2004, está elaborado con cinco variedades de una, en las siguientes pro porciones, según datos aportados por la bodega, 40% xarel.lo, 25% perellada, 20% macabeo, 10% chardonay y 5% pinot noir. Resaltar que esta última variedad es una uva tinta, que se elabora sin extraer nada de color, igual que se hace en la Champagna, que también utilizan esta variedad para el champagne. Este cava se muestra con un color amarillo pálido, con aromas de panadería y tostados ligeros y elegantes. En boca es fresco y punzante, con un paso muy agradable y refinado. Elisabet, cosecha 2003, está elaborado con tres variedades. Estas son 60% xarel.lo, 30% chardonay y 10% monastrell. Curiosamente esta última también es una uva tinta, que no es habitual encontrar en la elaboración de cavas. El color no refleja para nada la utilización de la monastrell, este es amarillo pajizo, algo más intenso que su antecesor, pero sin rastros de tonos rosados que indiquen la utilización de la monastrell, lo cual indica una vinificación excelente. Los aromas recuerdan a frutas tropicales, confituras y dulces, sobre un fondo de lías y levaduras. Elegante paso de boca, suave y equilibrado. Un gran descubrimiento, teniendo en cuenta que además tiene una excelente relación calidad precio. Por fin el Manuel Raventós. Gran Reservar Personal. Cosecha 2001, está elaborado con un 60 % de xarel.lo y un 40 % de perellada. Parcelas escogidas, cepas elegidas y vendimiadas con mucho cuidado. Elaboración esmerada y derroche de medios y cuidados, para obtener el mejor cava de la familia. De esta cosecha solo se han embotellado 7.958 botellas. ¡Yo tengo una! Color amarillo pajizo, aromas complejos de la crianza, fruta y levaduras, algo de maderas nobles, sin haber tenido barrica. En boca se muestra muy expresivo, lleno de matices y persistente. Un cava por encima de muchos champagnes y a mejor precio. Como he dicho antes, Raventós elabora también vinos tranquilos. Probamos un rosado, "La Rosa", elaborado con merlot, al 90% y un 10 % de pinot noir, que estaba muy rico y lleno de matices. Entero y fresco a pesar de ser de la cosecha 2007. También probamos un tinto, "Isabel Negra", elaborado con un 50% de merlot y un 50% de cabernet sauvignon, con 12 meses de crianza en barrica de roble francés. Estaba muy entero, con necesidad de un poco más de botella, según mi criterio, destacaba mucho la madera. Pero apuntaba mucho futuro, en cuanto a complejidad en la boca. Una grata experiencia y un descubrimiento en cavas desconocidos hasta ahora por mí. Creo que tardaré en volver a comprar champagnes.

Dejar un comentario