Cata Juan Gil 12 meses. 2006. DO Jumilla

por paco
Cata vino vino tinto Jumilla
Bodega: HIJOS DE JUAN GIL D.O./Zona: Jumilla País: España Tipo de vino: Tinto con crianza Graduación 14,5º Varietales: Monastrell Crianza: 12 meses en barricas de roble francés. Precio aproximado: 8,50 euros Fecha cata: 7 de abril de 2009 070420092012.jpg 070420092014.jpg 070420092016.jpg La etiqueta de esta botella es de un color gris claro, que recuerda bastante a las de Clio y El nido. Por algo hay mucha colaboración entre ambas bodegas, ya que la familia Gil participa en las dos. El vino procede de cepas de más de cuarenta años, La maceración se ha realizado en tanques de acero inoxidable durante 25 días. La fermentación maloláctica se ha realizado en barrica y el vino ha permanecido en ellas durante doce meses aproximadamente. Es de un color picota casi negro, con ribete granate y reflejos rubí, no se aprecian notas azuladas. La capa es alta, tiene un color muy intenso, se aprecia limpio y brillante. La glicerina es abundante y se aprecia un ligero tintado en la copa. A copa parada el vino se muestra complejo en nariz, al principio no deja distinguir bien los aromas, pero poco a poco da señales de fruta madura roja, mantecosos y tostados. Tras agitar se empiezan a percibir notas florales, se intensifica la fruta, aparecen los balsámicos (mentolados) y los aromas especiados como la pimienta, la vainilla y el clavo. Se notan aromas de madera fina y algo tenue de chocolate en polvo. Dejando reposar al vino en la copa se vuelven a notar los balsámicos y torrefactos (madera tostada y chocolate). El conjunto aromático es muy atrayente. En la boca el ataque inicial es potente, como una explosión de sensaciones, una entrada dulce y golosa, el vino se asienta en la lengua, se hace notar, impregna los laterales de la lengua para mostrar su acidez, que es muy ligera. Al segundo trago el vino es suave, equilibrado, mantecoso y con unos taninos muy dulces. Dan ganas de continuar bebiendo. Deja una sensación muy gustosa en la boca, con predominio de los taninos dulces. En el retrogusto se aprecian aromas de toffe. En conclusión un gran vino, elegante y sabroso, que no deja indiferente. La RCP es extraordinaria.

Dejar un comentario