Manos 2007. Bodega Barón del Solar. DO Jumilla

por paco
Cata vino Bodegas vino tinto Jumilla
Hace algo más de dos años visité la Bodega Barón del Solar en Jumilla, aquí está el testimonio. Como dije, y creo que merece la pena reiterarlo es la bodega más pequeña de Jumilla. En aquella ocasión conté que la producción era muy corta, alrededor de 8000 botellas, y esperaba que algún día la ampliasen. Pues han hecho todo lo contrario, han reducido la producción a solo 2000 botellas. ¿por qué? os preguntareis. Pues sencillamente para centrar todos los esfuerzos en hacer un mejor vino del que estaban haciendo, su objetivo es la calidad, por encima de cualquier otra consideración.

manos-2007

De esa decisión ha salido un vino al que han puesto por nombre MANOS. Es una referencia clara al sistema de trabajo, todo a mano, con un doble proceso de selección de las uvas. Está elaborado exclusivamente con la variedad monastrell procedente de las cepas viejas de pie franco que pertenecen a la bodega, lo que permite un control exhaustivo del cultivo de la materia prima.

barricas

Después de su elaboración, mediante una fermentación y maceración en depósitos especiales, se cría en barricas nuevas de roble francés de cinco bosques distintos, durante doce meses.

capsula

Creo importante destacar el esmero con que se ha vestido la botella, desde su chapa plateada, en una etiqueta mixta, no conozco ninguna otra que combine papel y metal, hasta su cápsula, que es una reproducción de una foto real de la entrada de la bodega, cielo incluido.

copa

El vino, que es lo importante, de la cosecha del 2007, presenta un color picota muy oscuro, con ribete granate, limpio de cualquier impureza y de tonos brillantes. De capa alta En nariz se presenta intenso. A copa parada se aprecian aromas de aceituna negra. Tras la agitación se empiezan a percibir aromas avainillados, cacao y regaliz negro. Después sale la fruta negra madura, balsámicos y tostados de la madera. El conjunto es muy agradable e invita a beber. En boca tiene un ataque goloso, suave y ligero, el paso de boca es armonioso y aterciopelado, con una acidez equilibrada y unos taninos dulces muy bien integrados. Es franco en boca, pues cumple las expectativas de la fase aromática. La permanencia del sabor en boca es medio larga, invitando a un segundo trago.

corcho

He tenido el privilegio de catar el 2008, que está pendiente de embotellar, que saldrá al mercado en mayo de 2010 y me pareció todavía mejor vino, se nota la mano de la experiencia. El 2009 está en barricas, también lo probé y promete mucho, si sigue la evolución de sus antecesores el techo va a quedar muy alto. Es ideal para acompañar guisos de carne y quesos muy curados.

Dejar un comentario