Restaurante Casa Julio, Fontanars dels Alforins, Valencia

por paco
Restaurantes Valencia Fontanars

Resulta un tanto sorprendente encontrarse un restaurante como éste en una localidad como Fontanars dels Alforins, con una población de 990 habitantes, según el censo de 2006, a más de cien kilómetros de Valencia y a veinte de Ontinyent. Lo que no sorprende, vista la trayectoria de este restaurante, es la concesión de una estrella Michelín en la edición de la guia del 2010.

Está en la calle Conde de Salvatierra número 9, teléfono 962.222.238. Es un local de diseño minimalista, de ambiente muy acogedor, con predominio de la madera en suelos y parte de las paredes. Pintura en blanco y crema, grandes ventanales cubiertos por unos estores que dejan pasar la luz pero no el sol. El mobiliario de diseño, en color vengué, mesas amplias, aunque no hay mas de siete u ocho, con suficiente espacio entre ellas, bien vestidas y equipadas, con manteles blancos y un camino de mesa sobre él de color gris claro y rayas blancas, que resulta atractivo. Vajilla moderna y variada, siempre en blanco, copas correctas de la marca Schott Zwiesel.

Buen servicio del vino, con esmero y profesionalidad, envinado de copas y cata previa en copa tipo catavinos.

carta de vinos

La carta de vinos, de las que impresionan, está en la primera foto de la galería. Vinos con bastante representación de la Comunidad Valenciana y suficientes de otras denominaciones, también del resto del mundo, sobre todo Francia. Muy buen precio, mejor en los vinos de calidad, lo que da a entender que se ha aplicado un incremento por descorche, en lugar de doblar o triplicar el precio como en otros restaurantes. Por ejemplo el Belondrade y Lurton, que es suficientemente conocido, está por 27 euros más iva.

Pezas da Portela

Como el menú que iba a tomar tenía platos de pescado y carne pedí consejo para un vino blanco con cuerpo, me recomendaron, con mucho acierto, un Pezas da Portela 2005, un godello de la Bodega Valdesil, de Villamartín de Valdeorras. Criado en contacto con sus lías durante 5 meses en barricas. 13º. Es un vino fresco, complejo, con aromas de frutas cítricas, pomelo y piña, y un sutil recuerdo del tostado de la madera. Muy untuoso en la boca y con buena estructura. Acompañó muy bien a toda la comida y eso que había platos consistentes, como unas manitas de cerdo.

La carta de platos es muy interesante, se aprecia una modernización de recetas típicas de la zona.

La carta está compuesta en primer lugar entradas para compartir, después entradas individuales, tres pescados, tres carnes y un menú degustación.

Aparte, carta de postres con maridaje indicado de vinos dulces y carta de cafés e infusiones.

Surtido de entradas

Yo tomé una selección de entradas típicas de la carta, compuesta por buñuelos de bacalao, lo mejor del plato, hamburguesa de sepia, chips de patata, yuca y remolacha, y atún marinado en salsa de soja. Muy originales.

Las pausas entre plato y plato eran algo largas, pero esto permite reflexionar sobre lo que acabas de comer y elucubrar sobre lo que va a venir a continuación. De todas formas prefiero esperar a los platos antes que los platos se acumulen en la mesa y me esperen a mí.

Crujiente de manitas de cerdo

A las entradas le siguió unas manitas de cerdo crujientes sobre balsámico de módena, acompañadas de puré de manzana y ensalada de col lombarda. Un plato en el que llama la atención la diferencia de textura entre el exterior crujiente de la galleta de manitas y su interior gelatinoso.

Arroz con acelgas

Después un "arròs amb bledes", arroz con acelgas, nabo y garbanzos. La acelga casi cruda, sorprendente. Un aroma a azafrán intenso y un punto del arroz perfecto.

Salmonete

A continuación un salmonete pochado (cocido ligeramente) en caldo corto, aromatizado con vinagre de frambuesa, con tomate brunoise escalfado, y crudités de calabacín y espárragos trigueros. Un plato muy logrado. El vinagre de frambuesa espectacular.

Conejo

El plato de carne fue conejo deshuesado y confitado, en aceite de oliva, relleno de setas y acompañado de patata morada y habitas frescas peladas. Este plato lo encontré menos interesante. La patata morada decora pero nada más, no me gusta.

Fresas con pimienta

El primer postre, o prepostre, fue fantástico, fresas maceradas con pimienta de jamaica sobre crema helada de nata. Me encantó el sabor de las fresas con la pimienta.

Tarta de turrón y helado de café

El segundo postre un dulce de almendra con helado de café, muy bueno también.

Petits fours

Luego vinieron los petits fours, galletas crujientes y trufas, acompañando a los cafés, uno de Kenia y otro de Guatemala. Buenos y bien elaborados.

La comida fue acompañada de diferentes panes artesanales, de aceitunas y nueces, de fibra, de pipas, y de aceite y sal. El aceite utilizado de arbequinas de la comarca Amanda Selecta.

En conclusión un lugar sorprendente, bien atendido por un servicio muy preparado y atento, con vastos conocimientos de enología. Precio por persona, o sea yo, 75 euros, que lo valía. Espero que abran un segundo local en Valencia.


carta de vinos

Surtido de entradas

Crujiente de manitas de cerdo

Arroz con acelgas

Salmonete

Conejo

Fresas con pimienta

Tarta de turrón y helado de café

Petits fours

café Kenia

Pezas da Portela

Ficha de restaurante
Cocinero/a José Luis Ungidos
Dirección Conde Salvatierra 9, Fontanars dels Alforins,46635 Valencia
Teléfono +34962222238
Página web http://www.juliorestaurant.es/

Dejar un comentario