Restaurante Els Capellans, Valencia

por paco
Restaurantes Valencia

Una vez más vengo a este restaurante que, con una cocina mediterránea, es un clásico dentro de la oferta gastronómica de la ciudad. Sin grandes alardes hace una restauración que resulta satisfactoria y con una clientela que acude con cierta regularidad, entre los que me encuentro. Está en la calle Chile número 4 de Valencia, teléfono 963.612.225.


130620092427

130620092425

130620092423

130620092431

130620092430

130620092433

130620092432

130620092428
El local es amplio, con varios comedores independientes entre sí, por lo que es uno de los pocos establecimientos que mantiene separadas físicamente la zona de fumadores y no fumadores.

Las mesas tienen unas dimensiones más que suficientes, bien vestidas, con manteles que llevan el anagrama del local. Las copas mejorables. La vajilla y cubiertos buenos.

El servicio es eficiente y con una preparación adecuada. Cambios de platos y cubiertos con la frecuencia correcta.

La carta de vinos extensa y con una atención especial a los vinos de la comunidad. Buena oferta de champagnes y buena cava. Nosotros tomamos uno de los recomendados, el mismo que la última vez, Nodus 2006, vino de autor, de Bodegas de Utiel, variedades merlot, cabernet sauvignon, syrah y bobal. Seis meses de barrica francesa. Color picota con ribete rubí, aromas minerales, balsámicos y frutas del bosque. En la boca es intenso y persistente. Precio 16 euros. En las mesas hay una botella de aceite de la misma bodega previamente colocada.

La carta de platos con abundantes entradas de inspiración marinera, clóchinas, calamares, chipirones, que probé la vez anterior y estaban muy buenos, y otras clásicas, como las morcillas con habas, revueltos, el jamón ibérico de bellota y el queso.

Una buena oferta de varios arroces y las secciones de carnes y pescados.

La ensaladilla que sirven al principio, ahora no la cobran, es invitación de la casa. Un buen cambio en consideración al cliente.

Tomamos jamón ibérico de bellota, patata rellena de foie y clóchinas. Nos lo sirvieron en este orden, cuando considero que debería haber sido a la inversa, primero las clóchinas, de temporada y bien elaboradas (8,50), después hubiera tomado la patata, rellena de una espuma o crema de foie, sabrosa aunque el foie parecía un paté (4,50 cada una), y por último hubiese preferido el jamón, el cual estaba bueno, pero no sé, un ibérico de bellota me parece que es otra cosa (19 euros).

De platos principales pedimos dos arroces, dos platos de arroz de la casa, por aquello de que los arroces han de ser como mínimo para dos, y dos de conejo con boletus.

El de la casa mejor que el de conejo. Estaba hecho con verduras en abundancia, pulpo y rape. Realmente bueno (12,50).

El de conejo también estaba bueno, pero el boletus no era lo que me esperaba. Será por que no es temporada (12).

Los postres, fruta del tiempo, cerezas, naranja preparada y piña “Del Monte. Todas ellas buenas y en su punto de madurez. También una tarta de chocolate bastante buena.

Los cafés de Nespresso. Buenos.

Conclusión, un lugar cómodo para comer, buen servicio, cocina sin alardes y precios moderados, sin ser bajos. Lo mejor es que mantiene “su” nivel, no hay altibajos. Es un lugar en el que me siento cómodo y tranquilo. Se echa de menos una renovación en la carta, o al menos la introducción de platos fuera de carta en función de las ofertas del mercado. Satisfacción media.

Precio por persona 44 euros.

Ficha de restaurante

Dejar un comentario