Restaurante Torrijos. Valencia Cuina Oberta 2011

por paco
Cocina mediterránea Restaurantes Valencia Cocina creativa Precio sin vino 20-30 Valencia Cuina Oberta

Sin duda el resultado de una experiencia gastronómica depende mucho de nuestra actitud. Es, tal vez, la mejor explicación de por qué a unos les va bien en un restaurante y a otros mal. De momento, en todos los casos, se produce una interacción entre el cliente y el personal de la sala que hace que desde un principio se pongan las bases de lo que será esa acción gastronómica. Es obvio que también depende de aquello que salga a la mesa, sea para comer o para beber, y de cómo lo haga. Pero creo que es fundamental la relación que se establece con el personal y la primera impresión que nos transmite el local.

1_sala

En este sentido he de decir que mi primera impresión con el Restaurante Torrijos, el pasado día 18 de febrero, fue buena. El ambiente del local me agradó, el primer contacto con el personal, empezando por Raquel Torrijos y continuando con su equipo, fue agradable. Mi predisposición a disfrutar de la experiencia subió algunos enteros.

La puesta en escena me pareció agradable, el local tiene encanto y calidez. Muy interesante la mesa cerca de la cocina, a la vista de lo que allí se cuece.

2_mesa

La distribución de las mesas es buena, están a una distancia más que suficiente, en ningún momento escuché ninguna conversación o rumor que pudiese interferir con la nuestra. Equipadas correctamente, como corresponde a un local de este nivel. Cristalería SCHOTT.

3_menu

El menú, dentro del evento Valencia Cuina Oberta, me pareció bien concebido, con dos opciones para elegir el plato principal.

6_aperitivos

De aperitivos nos sirvieron unas olivas maceradas con hierbas aromáticas, que estaban bastante saladas, unas tortitas o chips y una crema de coliflor que hubiera preferido algo templada. No entusiasmaron pero se comieron.

4_pan

Surtido de panes artesanos, de tomate con albahaca uno  y de centeno el otro, acompañados de una oferta de sales de distintos sabores y procedencias.

7_ensalada

Continuamos con una primera entrada. Ensalada de sardina en escabeche de frambuesa. Me agradó el sabor ahumado de la sardina, que además era carnosa y estaba en su punto. Acompañada de nueces y una vinagreta muy ligera de color rosa (frambuesa)

8_capuccino

Después nos sirvieron el capuccino de nap i col con albóndigas de tuétano. El mejor plato de la comida y que recordaré con deleite. Suavidad y sabores claros y auténticos.

10_arroz

Cada uno de los que estábamos en la mesa pedimos un plato principal distinto. El arroz de alitas de pollo de corral con alcachofas y setas, estando bueno no me pareció destacable. A quien lo pidió le pareció muy bueno. Así que, empate.

9_pescado

Yo tomé el pescado de la lonja con ravioli de ricotta y verduras de temporada. La concepción del plato me gustó. El ravioli estaba bueno y la salsa que acompañaba al pescado excelente, muy sabrosa, pero la merluza estaba completamente pasada, demasiado seca por un exceso de cocción y un corte muy delgado.

11_postre

De postre una espuma templada de chocolate con tartar de pera y regaliz. Bueno, pero sin entusiasmar.

5_vino

Para beber, además de la cerveza Cruzcampo Reserva, pedimos a sugerencia de Raquel, un Sancerre de Henri Bourgeois, La Vigne Blanche 2007 Sauvignon Blanc. Excelente la sugerencia. Resultó un vino muy agradable de tomar, con aromas muy frutales, ahumados, bollería y minerales. En la boca goloso, con una acidez fresca y una persistencia en boca larga. Muy bueno.

La experiencia la voy a valorar como positiva, más por la atención personal y la comodidad del entorno. La comida tuvo sus altibajos, una pena la merluza, muy bien los entrantes. Se aprecia un esfuerzo por ofrecer un buen menú, dentro de lo que es Cuina Oberta. El vino fue una recomendación muy acertada por parte de Raquel Torrijos. Tengo ganas de volver a comer de la carta.

Ficha de restaurante

Dejar un comentario