Cena casera en El Cabaco. Peña de Francia. Salamanca

por paco
Cocina tradicional Salamanca Cocina casera
Que los amigos cocinen pensando en tí es un gran regalo

La cocina casera siempre tiene alma

00_penya_francia

De la visita a la Peña de Francia, me traje muchos recuerdos, pero tengo que destacar esta cena con la que fuimos recibidos en El Cabaco (Salamanca).

Llegar invitado a casa de Vanesa y descubrir que, además de ser acogido con mucho cariño, hay un buen repertorio de platos realizados con interés e imaginación, para agasajar y deleitar a aquellos que han sido invitados a su hogar, es uno de los mayores halagos que las personas con corazón saben hacer. Si además, después te percatas de que algunos de los ingredientes utilizados en la confección de los platos han sido recolectados por la propia mano de la anfitriona, te quedas sin palabras. Y la única forma de intentar corresponder a esto es siendo muy agradecido y tratando de aprovechar una buena ocasión para intentar acercarse a su nivel. Lo cual en este caso es una empresa muy difícil.

El menú estaba repleto de toques creativos, desde las algas incorporadas a platos tradicionales mediterráneos, pasando por el aceite de coco, para darle un toque exótico a unas croquetas, hasta las plantas silvestres recolectadas en las estribaciones de La Peña de Francia.

Estos fueron los platos que con tanto cariño nos ofreció Vanesa:

pure_cabaco

Puré de puerros con ortigas, patatas y alga kombu. La ortiga y la patata armonizan muy bien y el alga le aporta el sabor umami, que potencia los sabores de los otros ingredientes.

croquetas_cabaco

Tortitas de avena, con ajo y pimentón, croquetas de puerro con aceite de coco y croquetas de bacalao con puerro caramelizado. Cocina saludable y con chispa.

hummus_cabaco

Hummus de garbanzos y hummus con alga espirulina, acompañados de flor de caléndula. Uno tradicional y el otro con algo de ingenio y gracia. El alga espirulina además de color le aporta un alto valor nutritivo al plato.

pate_cabaco

Paté de aceitunas, ajos y tomillo. Las aceitunas originarias del vecino Portugal y el tomillo de los montes de El Cabaco. Sencillo y exquisito.

hornazo_cabaco

Hornazo de Salamanca (generalmente redondo), elaborado con masa fermentada con manteca y relleno de chorizo, lomo y jamón. Era típico comerlo en el Lunes de Aguas, que es el lunes siguiente al de Pascua, tiene su historia que se puede leer aquí, pero ahora se consume en cualquier momento, lo cual agradecí. Es una empanada contundente, que se puede rellenar de cualquier tipo de embutido ibérico, aunque, como en todo, cada pueblo debe tener su receta particular.

empanada_cabaco

Empanada de Salamanca, hecha con masa de pan engrasada con manteca de cerdo, rellena de jamón, queso de cabra, tomate, y cebolla caramelizada. Una variedad del hornazo anterior, ahora se elaboran con cualquier tipo de relleno, como los innovadores de morcilla con pera o gambas al ajillo. Hay una empresa que los produce ampliando los parámetros de la elaboración tradicional.

queso_cabaco

Queso de la tierra de Castilla y León, elaborado con leche cruda de oveja, de sabor intenso pero equilibrado. Un placer

pan_cabaco

Los panes de esta zona son para todo un estudio recopilatorio aparte. Todos los que probé estaban buenos, con migas compactas y elásticas, de gran formato y peso. No hay más que verle la cara a éste de la foto.

Sólo me queda reiterar mi agradecimiento por la gran acogida de Vanesa en su casa y sus innumerables atenciones. No sabes lo que has hecho... ¡Volveremos!

Dejar un comentario